VOX vuelve a ganar

El discurso de la ultraderecha ha sometido la agenda de otros partidos como PP y C’s que mantienen una lucha para arrebatarle su nicho electoral.

Imagen de archivo

No solo afecta a la política, también los medios y ciudadanía se involucran en el debate y hacen de las apuestas de VOX su conversación diaria. El hecho de que sea la derecha más radical quien imponga el tema de debate todos los días es muy peligroso, ya que más allá de parecernos normal por la cantidad de barbaridades que predican, forma parte de su metodología como partido. Y lo hacen bien, les funciona y ocurre gracias a que entre todos caemos en su trampa de provocaciones e intimidaciones, bajo el visto bueno de sus cómplices ideológicos. La función de la derecha conservadora y de la derecha liberal, compañeros de viaje de la ultra derecha, debería ser impedir que VOX les arrastrase con sus propuestas y medidas de Gobierno, así como en las campañas de difamación y en el uso del lenguaje.

Por su parte, Ciudadanos, un partido que podría cosechar un gran porcentaje de voto en el centro político, se deja llevar por las ideas ultraconservadoras y retrógradas de la ultra derecha para alcanzar objetivos gubernamentales o aprobar unos presupuestos como es el caso de Murcia. Y es que Ciudadanos está al borde de la desaparición, por lo que con más contundencia su supervivencia se encuentra en el centro político. Si pretende seguir batallando por el ala derecha no tiene nada que hacer, ya que, es un marco completamente copado por el conservadurismo del PP y el populismo de VOX. Si plasmase un desmarque contundente del radicalismo, le sería premiado en las próximas elecciones saliendo del momento crítico en el que se encuentra.

Si nos fijamos en el partido de Pablo Casado, observamos el claro ejemplo de un líder que ha soltado las riendas de su equipo y se ha dejado llevar por las directrices de la derecha más radical, sin tener en cuenta que no les aporta nada positivo y es más, les obliga a alejarse del campo del centro-derecha. Su estrategia pasa por disputarle a VOX los votantes más ultras buscando cualquier fórmula para debilitar la continuidad del nuevo Gobierno. El mismo formato es utilizado por VOX para sacar del discurso público las medidas del Ejecutivo PSOE-Unidas Podemos y enganchar a la opinión pública con sus propuestas desde la oposición o desde otras instituciones donde sí gobiernan.

El peligro es tal que no solo nos encontramos en frente de una ultra derecha con la que lidiar día a día, sino que el resto de partidos que la acompañan se empeñan en seguir navegando sobre el carro del radicalismo. Haciéndoles, así, un grato favor.

Víctor Ferrer Olives

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: